Los 7 secretos de una landing page perfecta

Los 7 secretos de una landing page perfecta

Avatar de María Alcaraz

Autor: María Alcaraz

17 agosto, 2017

Hoy volvemos con un tema del que mucho se habla pero que sigue levantando al menos, curiosidad. Todos las hacemos, las ponemos en marcha pero a veces ni siquiera sabemos realmente qué son y qué las diferencia de una web normal y además, estamos perdidos en cuanto a conocer realmente cómo debe ser su estructura y cómo diseñarla para que sean de verdad efectivas. Estamos hablando de las LANDINGS PAGES.

Qué son y si son realmente efectivas ya te lo contábamos aquí. Y hoy insistimos un poco más y abrimos el horizonte para explicar cómo se montan o cuál sería la estructura perfecta y desvelamos cuáles son esos secretos que tienes que descubrir para que no se te resista ni una landing page.

1.- Marcar un objetivo claro… Y sólo 1.

Una landing page tiene un fin concreto, un objetivo y sólo uno. No es tu página web ni una subpágina de la misma sino una página de aterrizaje (como su propio nombre indica) en la que quieres que llegue la gente y haga algo en particular. Sin más. Así que antes de empezar dibuja y marca el objetivo de tu landing. ¿Captar leads, vender algo, conseguir un dato…? Lo que sea pero determínalo desde el principio. Y no pierdas el foco.

2.- Elementos imprescindibles y… ¡Ni uno más!

No te líes a sumarle cosas a tu landing. Una vez que tengas el diseño y la estructura básica, ya está. Tu landing no necesita nada más. Olvida incluir millones de cosas como si de tu web se tratase. No tiene que tener menú, no tiene que tener el footer eterno con los últimos post de redes, no hay que añadir filas de cosas… La landing debe llevar el logotipo de tu empres, una imagen, un texto con título y un Call to Action que lleve a los visitantes de forma clara e inequívoca, a la acción determinada.

3.- Formulario escueto.

En toda landing tendrá que ir un formulario de suscripción directamente puesto en ella o al que se llega a través del CTA. No te líes a incluir mil campos para poder muchos datos a tu usuario porque lo único que conseguirás será echarlo de ahí a la velocidad de la luz. Todos tenemos prisa y queremos ir cuanto antes al objetivo o lo que des a cambio de dejar sus datos así que resume. Este es un primer paso de tu embudo así que pide lo exclusivamente necesario. Antes de incluir campos piensa una vez más: ¿necesito el nombre de la persona, y su apellido, y su edad o su ciudad? Si la respuesta es ummm, quizás no, ¡quítalo! En realidad lo sumamente imprescindible siempre de tu usuario será el mail, el resto, piénsatelo bien antes de ponerlos.

4.- Beneficios para el que llega a ella.

Para conseguir que el que aterriza en tu landing te deje sus datos o haga una venta… al fin y al cabo realice la acción que le estabas pidiendo, debes dejarle muy claro qué beneficios va a obtener si hace esa determinada acción o en su defecto, los beneficios que le aporta tu producto / servicio.

Márcalos muy claramente, determina cuáles son de forma enumerada o separada gráficamente… Como consideres pero que sean muy visuales y atrapen al que llegue. No pongas las funcionalidades o características de tu producto / servicio, eso no convence… Sino lo que ganarán con ello o el problema que les solucionará.

5.- Diseño claro, limpio, fluido.

El diseño en una landing page es fundamental. Tiene que ser muy limpio, claro y funcional. Para nada debe ser cargante ni saturar a la vista y mucho menos, distraer del objetivo (que es lo que marque el Call to Action).

     – Colores: los corporativos de tu marca y ya está. No inventes, no es el momento. Tienes un claro objetivo y debes trabajar por y para él. Utiliza tu paleta de colores que tengas en tu manual de identidad corporativa y limítate a él. Nada más.

   – Blanco: Hazlo tu aliado y deja espacios para respirar. La lading no puede estar “apretada” así que déjale espacio a los mensajes y que fluya todo bien.

          – Tipografías: las tuyas. Para qué y por qué ahora cambiarlas y usar unas nuevas. No es necesario y tampoco es coherente.

– Imágenes: o mejor dicho, imagen. ¿Para qué en una sóla página de aterrizaje que tiene un solo mensaje y objetivo necesitas más de una imagen? Para nada. Así que escoge bien. Lo más aconsejable es que sea una imagen aspiracional, que ayude a situarse al que llega en los beneficios que aporta tu servicio / producto o lo que le das a cambio de inscribirse. Tienes muchos bancos de imágenes gratuitos y también de pago. Merece la pena que tengas una buena imagen que capte la atención.

– Jerarquía de texto: recuerda lo importante que es una buena jerarquía de título + subtítulo + texto con guiones + formulario + Call to Action.

secretos landing page

6.- Testimonios.

Las experiencias de otros son lo que más suele vender y nos gusta muchísimo sentirnos representados e identificados así que si tu producto / servicios tiene usuarios que hayan quedado muy satisfechos, pídeles un testimonio y puedes incluirlo pero ojo a cómo lo diseñas para que quede elegante en la landing page y no sature.

7.- Puntos de fuga de la landing.

Por haber, que no haya ninguno. Como decía antes: elimina el menú habitual de tu página web (no quieres que navegen por ningún lado, sólo que lleguen a realizar la acción). Obvia los iconos de las redes sociales (no es el momento de que vayan a tus redes sino de captar su atención.

 

Con estos ejemplos, deberías poder crear una gran landing page efectiva, funcional, atractiva y útil. Pero si tienes dudas o no las has hecho nunca, lo mejor es siempre contratar el servicio. Ten siempre presente que es un trabajo que implica estrategia, diseño, redacción de textos atractivos, conocimientos de wordpress para poder montarla y maquetarla, saber qué ciclo de emails hay que crear para que funcione… Y seguro que tú tienes cosas más interesantes y provechosas que hacer para tu negocio que ponerte a investigar cómo hacer todo esto.

 

Si quieres compartir esta entrada . . .

Avatar de María Alcaraz