¿En qué beneficia una buena imagen corporativa a tu empresa?

¿En qué beneficia una buena imagen corporativa a tu empresa?

La percepción que los clientes tienen de nuestro negocio es algo muy importante y depende mucho de nuestra imagen corporativa. Es un hecho que la imagen empresarial que tiene nuestro público sobre nosotros es la que determina que nos prefieran antes que a nuestros competidores o que estén dispuestos a pagar más o menos por nuestros servicios.

En este caso, el diseño gráfico juega un papel fundamental. Desarrollar una imagen corporativa es el primer paso para establecer un contacto con nuestros potenciales clientes y hacerlo de forma correcta, acorde a los mensajes que queramos transmitir. Además de este motivo, desarrollar una buena imagen corporativa ayudará a la diferenciación de nuestros productos y servicios en un mercado saturado y con una alta competitividad.

¿Sobran los motivos? Pues sí. Por eso hoy en el blog queremos romper con la falsa idea de que crear una imagen corporativa es solamente importante para grandes multinacionales y convencerte de porqué, ahora y siempre, es tan importante la presentación visual corporativa de tu negocio.

La imagen corporativa siempre será la embajadora de tu negocio

Lo que te hace diferente

Necesitas diferenciarte de tus múltiples competidores y no hay mejor manera para hacerlo que a través del diseño. Diseñar una imagen corporativa te permitirá ir un paso por delante y llamar la atención. La imagen corporativa te ayuda a transmitir toda la información de tu empresa a tus clientes de una manera coherente y profesional.

Amor a primera vista

Ni que decir tiene que la primera impresión que causemos es la que cuenta. Impactar es importante y tu empresa debe tomarse en serio esto desde el principio. Tu imagen corporativa debe mostrar profesionalidad para permitir que tus clientes confíen en ti.

Por ejemplo, ¿conoces el poder de la imagen en redes sociales como Instagram? ¡Las empresas cada vez están más presentes!

Atrae a tus clientes, no los persigas

La información sobre lo que piensan los clientes es algo muy valioso para cualquier empresa. En la mayoría de los casos, las empresas desconocen cómo pueden saber lo que piensan sus clientes porque no saben cuáles son sus propios atributos.

¿Te has parado a pensar lo que transmite tu imagen corporativa? El objetivo es que tu imagen hable por ti, ser un imán que atraiga sin necesidad de perseguir. ¡Ahí está el truco!

Nuevos clientes y consumidores leales

Si eres una empresa con una imagen corporativa de confianza generarás nuevos clientes. Si estos clientes acaban satisfechos con tu producto y servicio habrás triunfado. ¡No hay mejor publicidad que la recomendación de un cliente! Con frecuencia, una buena imagen respaldada con un buen servicio al cliente, es un pleno de 10.

La coherencia triunfa

Si se analizan las necesidades, los canales de difusión y los objetivos no habrá lugar a equivocaciones. En diseño, como en todo, se necesita un trabajo intelectual importante. Diseñar una imagen corporativa no es cuestión de cuatro trazos. Se deben conocer los productos, los valores diferenciales, los competidores y, en definitiva, la identidad de nuestra empresa antes de hacer una sola línea.

De ese modo, nos aseguramos de que el desarrollo de la imagen permitirá, no solo que nuestros clientes nos identifiquen, sino que recuerden nuestra marca y que ésta perdure en el tiempo.

Olvida la flexibilidad

Si tienes una imagen corporativa no permitas que ésta se aplique de cualquier forma. Como hemos dicho, la coherencia es un factor imprescindible para que tu marca sea memorable. Por eso, presta atención a que la aplicación en los diseños, soportes y aplicaciones sea tu imagen tal y cómo fue concebida.

Para esto sería interesante contar con un manual de identidad corporativa, aquí te explicamos con más detalle qué contiene este documento. Con este manual, cualquier profesional podrá aplicar de forma correcta tu imagen sin lugar a equívocos.

Si quieres compartir esta entrada . . .