Branding emocional: Qué es y qué beneficios tiene

Branding emocional: Qué es y qué beneficios tiene

Últimamente nos pasamos el día hablando y escuchando hablar de todo lo que tiene algo que ver con “lo emocional”. Todo viene y apunta a nuestras emociones y parte más “subjetiva” y es que los humanos nos movemos por impulsos que brotan desde nuestra parte más emocional.

Estamos más habituados en estos tiempos a referenciar el aspecto emocional al marketing y es que cada vez más, todas las acciones de marketing y comunicación apuntan a apelar a las emociones de los posibles compradores. Si consigues con tu marca, producto o servicio “sacudir” esas emociones, seguro que al final conseguirás la compra o acción que persigas.

Y de ahí, de esa intencionalidad de dar en el centro de la diana de las emociones, nace el conocido como marketing o en este caso, branding emocional.

¿Qué es el branding emocional?

Para que se entienda claramente y de forma directa, el branding emocional consiste en poner una marca (Brand), y todas las acciones de comunicación y marketing posibles, al servicio de las emociones de los usuarios y receptores.

El objetivo principal del branding emocional es conectar las marcas con su público potencial de tal manera que el cliente y usuario se sienta parte de la marca y se convierta en prescriptor de la misma convencido por las emociones que esta le hace vivir y sentir.

Ya pasó a la historia (o al menos no sólo podemos hacer esto si queremos hacer crecer nuestro branding) el asunto de intentar llegar a nuestro público contando las maravillas de nuestro producto o servicio a través de publicidad. El usuario sabe mucho, a veces más que nosotros mismos que nos dedicamos a esto e identifica a la perfección cuando un contenido es publicitario y va directamente a vender.

Esto ya no le afecta en nada, no le motiva, no le despierta, y para él, no sólo pasará la marca desapercibida, sino que como sabe que se puede hacer mucho más, la pondrá en “baja consideración” al pensar que no hacen nada especial para conectar con él.

Ahora, el receptor, que es el que manda, quiere más, necesita más y, o la marca “le engancha” o “pasará de ella” absolutamente y esto, ahora mismo, sólo se puede hacer a través del Branding Emocional.

Beneficios del branding emocional

A primera vista y sabiendo cómo está el entorno del marketing y la comunicación y lo que hay que hacer para conseguir que los usuarios nos tomen en cuenta, ya se conocen los beneficios del branding emocional pero para ir un paso más allá y convencernos de la importancia que tiene, detallamos 3 beneficios directos:

Aumento del posicionamiento de marca.

Es un beneficio directo y el más importante. Con branding emocional conseguirás aumentar, de forma casi inmediata, el reconocimiento y posicionamiento de tu marca porque lo que consigues a través de una emoción, es de reacción inmediata. Y esto además causará una vinculación extra ya que lo que se siente, no se olvida tan fácilmente como algo que simplemente hemos visto (a través de un anuncio o similar).

Clientes felices, clientes fidelizados.

Si llegas a tus clientes a través del branding emocional y consigues una reacción positiva de ellos, te aseguro que tendrás clientes satisfechos y contentos con tu marca durante mucho tiempo. Considera que has establecido una relación emocional entre la marca y el consumidor y que eso, no se rompe de cualquier manera por lo que ellos preferirán repetir experiencia antes que probar algo desconocido.

Tu usuarios serán tus mejores prescriptores.

Cuando existe y consigues la reacción que antes hemos comentado, tus usuarios además de ser tus clientes, se habrán convertido en el mismo paso en prescriptores, o lo que es lo mismo, tus embajadores y comerciales. Ellos hablarán de tu marca, la recomendarán y la darán a conocer entre sus allegados y público. Si, su público porque ahora con las redes sociales cualquier persona individual, tiene un público y si tu marca les gusta, si les engancha, seguro que la incluirán en sus publicaciones de redes sociales.

Así que ahora hay que dar un paso más y, además de las acciones típicas de marketing y comunicación que siempre hemos conocido, hay que añadir un poco o un mucho de marketing emocional. Y como esto es más que importante, seguiremos hablando de ello en sucesivos post porque interesante es, y mucho.

Si quieres compartir esta entrada . . .