Branding y Storytelling: tu marca cuenta una historia, la tuya.

Branding y Storytelling: tu marca cuenta una historia, la tuya.

Avatar de María Alcaraz

Autor: María Alcaraz

6 septiembre, 2017

Las marcas no sólo son un logotipo. Esto ya lo tenemos más que claro y si no, te dejamos este post y este otro que seguro te ayudarán a esclarecer posibles dudas. Y porque no son sólo un logotipo ni un dibujo, ni siquiera una representación gráfica, hoy tenemos ganas, muchas (será la vuelta de vacaciones con energía) de hablar de una parte fundamental de tu marca y que precisamente la hace eso, ser una gran marca. Quizás te sorprenda que en este mundo del branding y del diseño nos refiramos a esta área pero no todo en la vida es dibujar (aunque bien podría) y en el perfecto equilibrio está la buena dicha y el éxito. Hoy vamos a hacer honor a las palabras que construyen frases y que a su vez, todas esas frases, conforman una historia. ¿Qué historia? La de tu marca. Porque detrás de una imagen, de un logotipo, hay una historia que contar y que representa y respira la esencia de tu negocio y aquello que tu público objetivo quiere y necesita recibir para convencerse rápidamente de que quiere tenerte (a tu marca – producto – servicio) en sus manos lo antes posible. Hoy hablamos del storytelling y el branding, de su unión, de su necesidad vital y de su matrimonio tan bien avenido que no pueden ni deben vivir el uno sin el otro pero que también deben darse su espacio y respetarse al máximo para que todo funcione.

La humanización de las marcas

Gracias a Internet, las redes sociales, los blogs, etc… Tenemos a nuestro alcance, directamente en nuestro dedo, todas las marcas del Mundo. Literalmente. Porque podemos ver lo que hace y vende u ofrece una marca de cualquier rincón de nuestro planeta sin movernos de nuestra silla o en el metro. Ahora podemos acceder a todo en cuestión de segundos. Y es fantástico pero como todo en esta vida, tiene otra cara, la cara B y que a veces no es tan positiva aunque si nos esforzamos un poco, podemos revertirlo con cariño y trabajo.

Así, al poder acceder a todas las marcas a través de nuestras pequeñas pantallas del móvil o del ordenador, además de conocer muchas marcas, también hemos conseguido que esas marcas sean más distantes y más lejanas. Y es que Internet aunque aporta accesibilidad, también genera una barrera importante. No existe un contacto cercano con las marcas, no las podemos “tocar, oler, sentir” y eso, es muy importante e incluso necesario e imprescindible en algunos casos.

Es, fundamental ahora más que nunca, hacer llegar a los clientes y usuarios nuestras marcas de una forma más directa y eso tiene un nombre: hay que humanizar nuestras marcas. Bajar la barrera fría de la pantalla y acercar todo lo que construimos y que se sitúa detrás de nuestra imagen – branding de marca. ¿Humanizar la marca? Si, exactamente. Y eso qué es te estarás preguntando. Eso es conseguir que el usuario o receptor se sienta y perciba cerca de esa marca, que la note como algo real y no sólo virtual, que considere que puede hacerla parte de su vida, que sea más “humana” como el propio nombre lo indica.

¿Cómo humanizar la marca? Con storytelling

Y todo tiene un proceso y necesita de unas herramientas. La humanización de tu marca, también. Y no es algo baladí ni sencillo sino que este proyecto necesitará de manos especializadas que sepan construir todo el engranaje a la perfección para que así tu marca sea lo más humana y cercana posible. Necesitas poner en marcha un estudio de Storytelling de tu marca. Es con texto, con lo que conseguirás acercar tu marca a tu público y con el que crearás el entorno perfecto para cada pieza de branding que tengas y difundas.

¿Y por qué con storytelling? Porque es la manera más eficaz, por no decir la única, de despertar emociones en tu público y así llevarles hasta tu producto / servicio. Ya no vale con cualquier cosa, ya no sirve que escribas cuatro líneas sobre lo que haces y sobre todo, de nada es útil y además es contraproducente, escribir las maravillas y características de lo que haces. Eso, si el público quiere saberlo, ya lo buscará en tu web o tus soportes. Lo que tienes que hacer es crear una historia de marca única, que atraiga, que contacte y enganche con las emociones del que se tiene que interesar por lo que haces. No se trata de vender como antes a bocajarro sino de hacer sentir al otro que te necesita y que sea él el que tome (o piense que toma) la decisión de comprarte.

Con storytelling, conseguirás crear esa historia perfecta alrededor de tu marca. Esa que todo el mundo querrá vivir y ser el protagonista, esa que en la que todos necesitarán participar para ser más felices y detrás de la cual, sin que nadie lo sienta así, está tu marca y lo que es mejor para ti y tus objetivos, tu producto – servicio.

¿Cómo hacer un gran storytelling de tu marca?

Contando con alguien profesional porque a todos nos cuesta ser objetivos y hablar de nosotros mismos porque además no consiste en hablar de nosotros mismos sino de hacer clic en las emociones del otro. Una estrategia de storytelling es algo complejo en la que hay que tener en cuenta desde quien es tu público objetivo (hay que ponerle hasta nombre y lugar de residencia, etc, personalizarlo al máximo), hasta crear la historia perfecta, con el tono adecuado, las expresiones perfectas y de ahí, de esa historia, crear todos los soportes.

Más adelante indagaremos aún más en esto del storytelling pero por el momento, dejamos ya patente lo importante que es trabajarlo dentro del branding de tu marca.

 

 

Si quieres compartir esta entrada . . .

Avatar de María Alcaraz