Conecta con tu comunidad, es el paso del éxito

Conecta con tu comunidad, es el paso del éxito

Tu comunidad es la que te ayudará a crecer porque hablará de ti, interactuará contigo o con tu marca y servicio / producto, pero además y sobre todo es la que te dará algo realmente valioso para tu equipo: El feed-back sobre lo que haces. No puedes o no deberías renunciar a esta herramienta tan poderosa para tu producto / servicio porque lo que piensen y digan tus usuarios te proporcionará datos únicos para corregir y mejorar de forma exponencial.

Por lo tanto, la comunidad de usuarios o seguidores que puedas llegar a tener o construir es un paso seguro y firme hacia el éxito de tu compañía. Trabajar sobre ella es y será siempre una inversión más que óptima y de la que no hay que prescindir, al contrario, todos los recursos tanto en tiempo como económicos destinados a esta acción estarán más que justificados y su retorno (de la inversión) será habitualmente muy positivo.

¿Qué es una comunidad?

Este término ya existía tiempo atrás en áreas de marketing pero su valor creció o mejor dicho su uso de forma extrema con la llegada de del marketing online debido a los nuevos métodos en acción enfocados a generar este grupo.

Y exactamente, una comunidad es un grupo de personas (por ejemplo, una comunidad de vecinos) que opinan sobre algo común. Normalmente además suelen utilizar el mismo medio para comunicarse sobre este objeto / servicio / producto / acción y lo hacen porque son usuarios del mismo. Al ser consumidores de un producto / servicio consideran que tienen derecho (y así es) a expresar su opinión, resultado o experiencia tanto para transmitir lo que han sentido (acción que aporta mayor satisfacción porque nos gusta contar lo que hacemos) y también para servir de “ayuda” o referente a otros que puedan tomar la decisión de también comprarlo.

Por lo tanto, debemos tener siempre presente que una comunidad es un grupo de personas. Esto es básico a la hora de trazar una estrategia tanto de construcción de la propia comunidad como al interactuar con ella. Queremos que todo fluya con naturalidad, que sientan que la marca hacia la que están expresando su opinión les escucha y les tiene en cuenta, que escuchan sus necesidades y que además, incluso, les hace partícipe en sus procesos creativos. Así conseguirás una comunidad más que grande, potente, de calidad y que será la joya de la corona en tu empresa porque tus clientes son los que harán crecer o disminuir tus ventas.

¿Cómo construir una comunidad hoy en día?

Pues es relativamente más fácil que antes gracias a Internet. Y decimos relativamente porque igual que algo puede ser muy bueno y rápido porque tenemos mayor acceso a cada usuario de forma casi personal y ellos se pueden expresar de forma más directa y fácil con la marca, también esa agilidad puede, en caso de tener malos comentarios que no sepamos resolver satisfactoriamente, determinar una crisis de reputación importante y difícil de solucionar.

Así que, ante todo, a la hora de pensar en cómo construir una comunidad deberemos trazar una estrategia para hacerlo de forma ágil pero también sólida y segura. Tienes medios a tu disposición económicos y con mucho poder para llegar a cada usuario. Las redes sociales deben ser tu gran aliado, ahí encontrarás y pondrás cara, nombre y muchos más datos fundamentales para ti a cada cliente y podrás, en tiempo presente, no solo que ellos te ofrezcan su opinión sino también la oportunidad de contestar, preguntar y conducir la conversación hacia donde tú quieras y te sea útil.

– Marca en primer lugar cuál será tu público objetivo y de quién necesitas información porque no solo los datos son buenos, deben ser útiles y de calidad y no te valdrá cualquier persona que hable de tu marca sino tienes que enfocarte en buscar a tu usuario, aquél que te compra, que te “usa” y del cual cada opinión y referencia realmente puede valer millones para ti. Identifícalo con todo detalle: edad, género, localización, gustos, ocio, trabajo, profesión… Cércalo lo más posible.

– Cuando lo tengas identificado con todo lujo de detalles es el momento de pensar dónde se encuentra y trazar una ruta para llegar a él. Quizás pienses que ese camino debe ser el más rápido aunque nosotros te diríamos que mejor que sea el más efectivo. Señala si a tu comprador potencial lo ubicarás en redes sociales y si es así, en cuales. O por el contrario puede que sea otro perfil que es más de blog o portales de internet. Sea como sea, mira dónde puede estar y qué medio busca para comunicarse.

– Ahora que ya lo tienes identificado y sabes dónde está, solo tienes que conseguir hablar con él o mejor dicho, que él te hable, que te cuente, que interactúe, que desee transmitirte su experiencia y necesidades porque además esto, hará que otros similares se sumen a la acción. En este momento, estarás construyendo tu comunidad.

Ahora ya sabes cómo dar un paso más hacia el éxito de tu negocio / marca. Tienes la oportunidad de escuchar a los que más saben de lo que vendes: tus clientes y usuarios. Trata esto como un legado que tienes que cuidar y alimentar cada día para que crezca y te de los frutos en formato información que necesitas.

Si quieres compartir esta entrada . . .