¿Es el momento de Rediseñar tu marca?

¿Es el momento de Rediseñar tu marca?

Avatar de María Alcaraz

Autor: María Alcaraz

17 marzo, 2017

Llevas tiempo con tu negocio y por ende, con tu marca. Hace años que trabajas con ella, que la llevas en todos tus soportes y que la muestras al mundo orgulloso. Te representa, te acompaña, da una identidad a lo que haces y es la imagen visible de tu trabajo, tus valores y tu esencia. Este escenario es muy habitual entre la mayoría de las empresas no solo españolas sino también a nivel internacional. Pero también existe otro que es que llevas años con tu empresa y por ende con tu marca pero estás cansado de ella, no te gusta, la ves anticuada y sientes que necesitas un cambio.

En las dos situaciones, antes de embarcarse en un rediseño de marca, es fundamental evaluar si realmente, es el momento apropiado. Porque rediseñar tu marca no solo consiste, ni muchísimo menos, en hacer un nuevo diseño. Eso podría ser incluso lo de menos porque además, no es “hacer un rediseño” sino que hay que involucrarse en un proceso mucho más exahustivo de análisis de la situación, de tu empresa, del entorno, de los valores que quieres representar y después, con toda esa información, hacer un diseño nuevo que se adapte perfectamente a todo ese conjunto de piezas a engranar en una sola imagen. Pero después, una vez que tengas el diseño, tendrás que lanzarlo, comunicarlo, aplicarlo a todas las piezas gráficas… Y eso, lleva un esfuerzo muy grande tanto económico como de tiempo. Por estas y otras razones que ahora detallamos, siempre hay que estudiar detenidamente si es el momento adecuado o quizás no de rediseñar la imagen de marca de tu negocio.

¿Rediseño mi marca?

Rediseña, rediseña, siempre es bueno cambiar, actualizarse, refrescar esa imagen que nos representa. ¿Por qué no? Hay que andar hacia delante, los cambios son buenos, nos debemos actualizar… ¡Refranes y frases hay miles y casi siempre, suelen acertar y ser perfectos! Y de hecho, así es. Hacer un restilyng de tu marca es super apropiado pero debes acertar en el momento adecuado.

Lo más importante es que te tomes un tiempo para meditar esta decisión. Las primeras preguntas que debes hacerte son:

  • ¿Por qué quiero rediseñar mi marca?
  • ¿Lo hago porque lo siento o porque la empresa de la competencia lo está haciendo ahora?
  • ¿Es una necesidad real de la compañía o después pensaré que ha sido una inversión que no necesitaba hacer?
  • ¿Lo voy a hacer bien invirtiendo en profesionales objetivos y dejando trabajar o voy a hacer algo “cutre” con un primo que me dibuje algo y que luego sea contraproducente para con mis clientes que están habituados a mi marca y les genera confianza?

Quizás estas preguntas te parezcan una tontería pero sentarte frente a ellas y responderlas con sinceridad te ayudarán a marcar el camino.

Rediseño mi marca si…

Si tras contestar las preguntas anteriores aún tienes dudas de si es el momento para rediseñar tu marca, estas otras circunstancias te ayudarán a afinar:

  • Tu imagen gráfica no sirve para el entorno online. Si o si, debes emprender el proceso de rediseño. Porque hoy en día, una marca que no está en internet y online, no existe. Es por lo que tienes que adentrarte en este proceso y darle un toque a tu identidad para que sea “polivante” en todos los escenarios.
  • Tu negocio ha cambiado de rumbo. Esto ocurre y mucho sobre todo desde que la crisis desembarcó en nuestras vidas. Las empresas de toda la vida ya sea por necesidad o incluso por cambio generacional, transforman sus servicios y/o productos para adaptarse o dar un nuevo aire. Es el momento también de hacerlo con tu marca y que esta tenga un refresco y se adapte a lo que la empresa es ahora.

Y junto a estos motivos y los anteriores, pues ya hay muchos más: no te gusta, no estás cómodo, fue un logotipo que se hizo para salir del paso, estás teniendo presencia internacional y quieres dar otra imagen… Todo motivo es bueno y perfecto para hacer un rediseño solo hay que tener en cuenta si es realmente ahora, justo ahora, cuando debes hacerlo. Son solo situaciones a tener en cuenta para que el proceso, una vez embarcado en él, sea todo un éxito.

La inversión en el rediseño de tu marca

Antes hablábamos de que una gran pregunta es si vas a invertir una partida económica en este trabajo. ¿Por qué es importante y no puede hacerlo cualquiera y mucho menos… tú? Porque tu marca es tu sello, la primera impronta que ven tus usuarios y ahora con la era de internet, muchísimo más. Por lo tanto, merece y mucho la pena que inviertas recursos en ella. Que se haga responsable un profesional que pueda hacer un buen estudio de marca previo, situar el momento actual tanto tuyo como del mercado, identificar las necesidades de logotipo y con todo ese material, ofrecerte posibilidades más que dignas en cuanto a diseño, tipografía, composición y colores.

Además, hay que ser honestos y no dejarse llevar por criterios como “me gusta o no me gusta” que lo único que conseguirán será que el resultado quede muy alejado de lo que realmente es positivo para tu marca. Por supuesto, tú que eres la esencia de tu marca tienes que verte identificado en ella pero también saber cuándo está siendo un criterio subjetivo u objetivo. Esto, realmente, es muy importante y es un trabajo personal fundamental. Miles de personas verán tu marca cada minuto así que bien merece la pena apostar por el proceso.

Y seguro, que ahora, es el momento apropiado para tu marca y dar el paso a hacer el rediseño es algo que después, te hará sentir muy bien. De nuevo levantarás la “cabeza” orgulloso de tu marca y te dará un nuevo empuje empresarial.

 

 

 

Si quieres compartir esta entrada . . .

Avatar de María Alcaraz