El incierto futuro del libro impreso

El incierto futuro del libro impreso

Avatar de Mónica Morante

Autor: Mónica Morante

10 octubre, 2016

Estoy en el salón de mi casa, miro a mi alrededor y veo algunos de los libros que he ido coleccionando y leyendo a lo largo de mi vida, algunos por leer aún, otros que volveré a leer por los buenos momentos que pasé con ellos, los veo y los puedo tocar, este es uno de los grandes cambios que llegaron con el libro electrónico, una vez que lo lees desaperece, queda guardado en el dispositivo de lectura o se borra, el libro tradicional siempre existe, lo miras y recuerdas lo que sentiste al leerlos.

El primer libro electrónico digital aparece en 1993 “Del asesinato, considerado como una de las bellas artes” de Thomas de Quincey, por medio de la plataforma Digital Book, tras este sistema aparecieron muchos otros. Los editores de libro impreso consideran en la actualidad a Amazon como su gran amenaza, comienza en 1995 a vender libros y en 2007 lanza al mercado Amazon Kindle. Apple no quiere perderse este nuevo filón, lanza en 2010 IPad y comienza a vender libros electrónicos para su producto.

¿Qué es lo que hace que el e-Book y el lector electrónico sean destructivos para el libro impreso?

Un e-libro no pesa nada, es un archivo digital en un aparato electrónico, puedes llevar cientos de ellos en un pequeño e-tablet. Las tiendas que venden libros electrónicos no requieren espacio en las estanterías y se puede comprar un eBook en cuestión de segundos desde la comodidad de tu sofá a través de internet.

Para muchos lectores pasearse entre las estanterías de una librería y ver los diseños de las portadas, abrir los libros, ver sus textos e ilustraciones sigue siendo algo que forma parte del rito de la lectura y adquisición de un buen libro, porque además la crisis del libro impreso a forzado a mejorar la calidad de la impresión y el diseño ya que estes es su fuerte frente a la efímera edición digital. Pero es dificil no dejarse tentar por la rapidez, facilidad en la adquisición y precios más económicos del eBook que en 2011 superaron en ventas por primera vez a los libros impresos y esa tendencia a continuado hasta hoy.

En España la evolución del libro digital es más lenta, El Observatorio de la Lectura y el Libro señala que de cada 100 libros publicados en España, 74 son en papel y 23 son digitales, pero estos últimos sólo representan 80,3 millones de euros, es decir, el 3,7% del beneficio total. Seguramente la piratería hace mucho daño al aumento de las ventas de eBook en nuestro país.

Otro factor que afecta negativamente a ambos tipos de edición a parte de la piratería es que cada vez se lee menos, y esto ha hecho bajar las ventas de libros en los últimos años, 912 librerías cerraron sus puertas en 2014, 443 más que en 2013, según datos del Mapa de las Librerías de España, lo que supone dos cierres cada día, esto ha hecho que algunas combinen la venta con presentaciones, barra de bar y diversas actividades culturales.

¿Qué va a ser del libro impreso?

Quizás ese futuro lo definan las nuevas generaciones, el momento actual es una transición en la que vivimos los que nos hemos adaptado a las nuevas tecnologías porque no nos ha quedado otra, pero en realidad añoramos nuestros sistemas clásicos y los protegemos, pero también están los nacidos en la era de internet que te preguntan “¿Como se vivía antes sin móvil?”, realmente serán ellos los que alargarán la vida a las ediciones impresas o lo contrario.

Si quieres compartir esta entrada . . .

Avatar de Mónica Morante