Instagram para mi marca ¿es necesario?

Instagram para mi marca ¿es necesario?

Instagram es una red social que sin duda, está tomando un protagonismo que jamás pensábamos cuando apareció. Tanto ha sido su boom que hasta Facebook lo percibió y no ha parado hasta hacerse con la misma para evitar no solo que le hiciese competencia sino también ganar cuota de mercado. Ahora, Instagram ya no sabemos si es el hermano pequeño de Facebook o el pequeño está superando al grande. Sea como sea, es muy importante tenerla en cuenta de cara a la estrategia de comunicación y marca de tu empresa.

¿Necesita tu marca Instagram?

Pues puede que si o puede que no. Depende de muchísimos factores pero podría asegurar que el principal es que seas capaz de dedicarle tiempo y esfuerzo para que su gestión sea de calidad. Es una red social que “no perdona” y de la que hay que estar muy encima de ella por eso, más allá de analizar de qué es tu marca, cómo, de qué manera y si le interesa o no, el paso inicial es ser honesto contigo mismo y decidir si le podrás dedicar lo que necesita para que funcione bien.

Al margen de esto, si tu respuesta a la situación anterior es SI y puedes dedicar tiempo y recursos a Instagram, lo siguiente que tienes que plantearte son una serie de cuestiones a incluir en tu estrategia de comunicación y marketing:

  • Está mi público objetivo en Instagram: es cierto que es una red que hay crecido muchísimo en muy poco tiempo, que tiene gran actividad y que la gente sigue a diario o incluso, a cada instante. Hay muchos nichos de mercado en ella pero también hay que tener en cuenta que quizás tu sector no es el más adecuado para encontrar a su público en ella. Lo más probable es que, hoy en día, con todo lo que ha crecido la red, si que tengas posibles compradores en ella por lo que, puedes hacer un estudio detallado y encontrar la manera de contactar con ellos a través de Instagram. Lo primero, detalla bien cuál es tu público y si está en la red.
  • Una de las formas sencillas de saber y conocer si tu público objetivo está en esta red sin necesidad de abrir un perfil – página es poniendo publicidad en ella y midiendo resultados. Ahora no necesitas tener cuenta para poder invertir aquí, basta con tener una página en Facebook. Desde allí podrás “disparar” publicidad a Instagram e incluir un botón de Más Información o Comprar para re-dirigir a tu web. Si funciona, está claro que tienes público objetivo en la red, si no, mejor descartar invertir en esta red social y mejor decídete por otra.
  • Si has comprobado que tu público está aquí, es el momento de dar otro paso y, antes de empezar y abrir tu página en Instagram, lo primero es hacer una estrategia. En ella, determinarás todo lo que necesitas saber y conocer para trabajar día a día con la red. Como dijimos al principio, es una de las redes sociales que más tiempo necesita. ¿Más que twitter? Muchísimo más ya que mientras la red “del pajarito” puedes actualizar contenidos con una frase o un link y la capacidad de retuitear es inmensa mientras que en Instagram necesitas encontrar el momento adecuado para hacer la foto perfecta, editarla y además, añadir hashtags, etiquetas, un buen texto, emoticonos… Por todo esto, por no dejar nada al azar, necesitas una estrategia bien definida y marcada.
  • Incluye en tu estrategia desde los horarios de publicación (tiene que ir acorde con tu público objetivo y las horas en las que estarán mirando la aplicación), el tono de tu lenguaje, la editorial de tus imágenes, tus hashtags más importantes y tener, la estrategia, como libro de cabecera en todo momento.
  • El estilo de tus imágenes. Lo hemos comentado en el punto anterior “de pasada” pero es, quizás, lo más importante de esta red social. Si vas a tener una cuenta de empresa – marca, tus fotos lo dirán todo y debes pensar en una imagen “global” de tu muro. Que cuando alguien entre en tu cuenta y vea todo el mosaico de fotos, identifique una historia, un hilo conductor, algo que les conecte. Si quieres hacer fotos más blancas, adelante; si eliges que tengan un marco blanco, perfecto… Sea lo que sea, que todo tenga una coherencia.

Y ahora, con todo esto, tienes que decidir si tu marca debe o no estar en Instagram. Es más esclava que otras redes, requerirá mucho tiempo y esfuerzo por tu parte o por la persona que lo gestiona pero hoy por hoy, Instagram tiene que tenerse en cuenta al menos, para evaluarla y poder tomar una decisión contrastada. No lo dejes al azar ni te olvides de esta red, es importante y gusta muchísimo. Seguramente tu marca conseguirá mucho de ella si lo haces con dedicación.

Si quieres compartir esta entrada . . .