La psicología del color en el branding de tu marca

La psicología del color en el branding de tu marca

Avatar de María Alcaraz

Autor: María Alcaraz

30 junio, 2017

¡Qué importante es nuestra marca corporativa y/o el branding de nuestra empresa! ¿Lo he dicho alguna vez? Ummm… Seguramente alguna que otra (igual que lo de qué importante es tener desarrollado para todo, una estrategia) pero es que es así. Nuestra marca / empresa es una pieza fundamental de nuestra vida y necesita y merece una imagen corporativa excepcional.

En otros post he ido ampliando información y hablando de temas relacionados como “qué es y qué importancia tiene el branding emocional”, “la importancia de la tipografía en un logotipo” o “necesitas una identidad de marca y branding completo, no sólo un logo” pero hoy, quiero ir más allá y que nos adentremos en una pieza fundamental de tu branding: El Color.

La importancia del color en el branding de tu empresa

Sin duda, el color y su tratamiento en tu branding de marca es básico. Debes trabajarlo y mucho para que no sólo responda a los valores y esencia de la marca sino que además, consiga despertar emociones concretas en tu público.

Si, el color está directamente ligado a las emociones y dependiendo del que se use, conseguirás una u otra cosa porque como decía el gran Martin Lindstrom: “compras con la emoción y lo justificamos con la lógica”. Y a través del color puedes precisamente, conseguir la acción buscada entre ellas, la de la compra. ¿Cómo y por qué? Precisamente porque el color es algo que va directamente a nuestra parte subconsciente y que activa ciertos parámetros que no podemos controlar pero que funcionan y son altamente efectivos.

De ahí, la vital importancia de que emplees tiempo y recursos como siempre digo en elegir una correcta Paleta Cromática para tu branding porque a través de este elección tu público puede amarte o rechazarte.

Siempre, te aconsejo recordar esta frase: con el color conseguirás establecer una relación y conexión emocional con tu cliente que de ninguna otra manera podrás hacer. Con otras piezas y herramientas tendrás otros resultados mejores o peores pero jamás los mismos.

Y como dato, el 85% de los consumidores colocan el color como la pieza más importante a la hora de tomar la decisión de compra. Y esto es porque el color impacta más rápidamente en el subconsciente que las palabras o las imágenes.

No es elegir un color sino una paleta cromática

Llegados a este punto en el que ya tenemos claro que necesitas trabajar sobre el color para tu marca, otro de los detalles que no debes saltar por alto es que no sólo se trata de elegir un color o 2 colores para tu logotipo sino que necesitas una PALETA CROMÁTICA. Si, toda ella y entera porque no te valen sólo los dos colores o el color que uses en el logotipo sino que en todos tus soportes tienes infinidad de aplicaciones (botones, CTA, banners, imágenes) que tienen que seguir una línea de color para lo que necesitas un abanico por el cual moverte cómodamente y que no se te quede corto y tires de un color que nada tiene que ver para una aplicación específica. Esto, sería el máximo fracaso de tu branding.

¿Cómo se construye la Paleta Cromática de tu marca?

Por pasos, como todo y teniendo muy claro la esencia, valores, objetivos… de tu marca. Sin esto, no sacarás ni un color que realmente se ajuste a todo lo que representa tu marca y además, puedas conseguir tus objetivos.

1.- Escoge 3 palabras que identifiquen las emociones que quieres despertar en tus clientes: tranquilidad, vitalidad, acción… y tenlas siempre muy claras y colocadas en tu retina – memoria y en todos los lugares.

2.- Crea un Moodboard: anota lo primero, en la parte superior, tus tres palabras y después, ve creando todo el concepto. (En breve te cuento qué es y cómo se construye un moodboard). Si quieres inspirarte en esto, lo mejor es darse una vuelta sin prisa por Pinterest.

3.- Trabaja gamas cromáticas de entre 3 y 5 colores.

4.- Ten en cuenta el origen de la marca, ubicación, valores, público, qué vendes… Todo importa y todo afecta y todo es representable con colores.

5.- Saca un par de paletas para entre ellas, poder elegir. Nosotros así lo hacemos con los trabajos de nuestros clientes… Para comprobar cuál funciona mejor con su marca y con cuál también ellos se sienten más cómodos.

Y por último, recalcar la importancia de elegir una gran Paleta Cromática para tu marca. No escatimes en esto, es tu branding.

Si quieres compartir esta entrada . . .

Avatar de María Alcaraz