Las piezas gráficas 2.0 imprescindibles

Las piezas gráficas 2.0 imprescindibles

Avatar de María Alcaraz

Autor: María Alcaraz

18 abril, 2017

El mundo está cambiando, de eso no hay duda. Ya lo hemos repetido muchas veces pero es que es así. Todo va muy rápido y mucho más desde que apareció Internet. La forma de comunicarnos es diferente y debemos, tenemos la obligación, de adaptarnos a un entorno que aunque ya no es nuevo, parece que aún nos cuesta protocolizar y automatizar los procesos para que todo sea más ágil (de ahí que necesites todas tus piezas gráficas 2.0 preparadas y listas). Ahora todo es más fácil para las marcas, es más sencillo y rápido llegar a sus clientes potenciales y buyers personas, pueden interactuar con ellos en tiempo real y no existe ya esa barrera infranqueable de lanzar una publicidad en una revista o un anuncio de televisión en el que se invertían grandes sumas de dinero sin saber realmente, en números, a cuántas personas llegaba y qué acción tomaban después. Ahora todo es posible y de inmediato además. Gracias a las webs y sus sistemas de métricas y analíticas, los blogs, las redes sociales, los mailings… Podemos lanzar una campaña o estrategia de marketing y / o comunicación y saber, al milímetro, si ha resultado un éxito o un fracaso, si hay que corregir desviaciones (que además se puede hacer sobre la marcha sin que ello implique perder toda la inversión y solo queda aprender para la próxima) y por supuesto, medir, medir, evaluar y decidir.

Protocolarizar y estandarizar en la era 2.0

Pero este cambio, poder sumarse a estas ventajas, requiere de un trabajo previo, tener todo listo y preparado para así conseguir exprimir al máximo todos los beneficios que nos da Internet y el entorno online. Todas las plataformas y soportes de los que hablábamos en el párrafo anterior se componen de diferentes piezas como si de puzzles se tratasen que hay que tener en el cajón (o carpeta en espacio virtual mejor dicho) para cuando necesitemos, solo utilizarlas. Además de muchas otras partidas a tener en cuenta, hoy nos vamos a centrar en las piezas gráficas que debes tener listas, diseñadas y en perfecto estado de revista si quieres protocolarizar todo el trabajo diario de redes, mailings, web, blog y otros soportes de comunicación corporativa que te ayudarán a que tu marca vaya un paso más allá. Tienes mucho que hacer, bastante que implementar y cuanto más esté hecho con antelación, más fácil te resultará todo.

Las piezas gráficas 2.0 imprescindibles

Como el entorno cambió hace ya algunos años y cada día aparecen nuevos soportes y plataformas, debemos trabajar todo de manera que el diseño y la adaptación de recursos no nos cueste un infinito de tiempo cada vez. Además, la calidad debe primar y todo tiene que estar bien estructurado y ordenado. ¿Qué piezas tienes que tener diseñadas y organizadas?

  • Logotipo: ¡Básico! Para poder hacer cualquier avatar, creatividad, documento, lo que sea, necesitarás tu logotipo bien diseñado, estructurado y preparado. Es una pérdida de tiempo brutal que cada vez que vas a hacer algo nuevo, tengas que pasar minutos e incluso horas buscando tu mejor logotipo, en el formato adecuado… Evita ponerte a cambiarlo de color, borrar el fondo y tenlo ya preparado. Debes tenerlo en varios formatos (vectorizado, png, jpg, pdf); con fondo blanco, sin fondo; en positivo y también en negativo (en blanco y en negro); tamaños diferentes (pequeño, mediano y grande); en formato cuadrado y también horizontal. Cuantos más tengas ya estandarizados, mejor.
  • Avatares: en el entorno online todo tiene tu nombre o el de tu marca. Desde tu email, tus redes, tus usuarios en todas las webs que te registres… Todo debe ser corporativo así que prepara un avatar “genérico” que te sirva para todo aquello en lo que te inscribas con el usuario de la empresa. Ya sea una web de descargas de imágenes o un blog en el que dejes comentarios. Todo. ¿Cómo debe ser? Lo más apropiado es un avatar cuadrado, con el logo de tu empresa o marca, en unas medidas estándar y guardado en png.
  • Redes Sociales: ahora mismo, son las reinas. Sea cual sea las que has escogido para tu marca, tienes que personalizadas y cuidarlas al máximo. Aquí tienes que diseñar los avatares y también las cabeceras. Para que nada se descuadre y todo sea perfecto (recuerda que la primera impresión es fundamental), aquí te dejamos las medidas apropiadas para cada pieza de cada red social.
  • Mailing: no hay buena estrategia de marketing y comunicación si no tiene un capítulo muy amplio y cuidado para los mailings. Sigue siendo la acción con más Roi y éxito. Antes de ponerte a enviarlos, diseña una plantilla, que siempre (salvo casos excepcionales o cuando vayas a cambiar) sea la que uses para tus comunicaciones. Así todo será más ágil y también conseguirás que de un vistazo, tus receptores al abrir el mail, lo identifiquen rápidamente con tu marca. Una cabecera o header y un footer no pueden faltar y siempre, serán los mismos. Ahí tienes trabajo para dejar hecho.
  • Página web: no pensábamos que fuese importante ponerlo porque damos por hecho que lo consideras indispensable pero por si acaso, aquí va. No lo olvides, tu web es tu escaparate, allí donde mirarán tus clientes por primera vez y siempre que quieran recordar tus productos y servicios. Debe estar… ¡Impecable!
  • Landing pages: si, sabemos que tienes web, mailings y mil cosas más pero el tema de las landings pages cada vez son más importantes. Centralizar la información, marcar “el territorio” de lo que quieres comunicar o vender. Tener una estructura y una maqueta de landings page predeterminada te ayudará a poder desarrollarlas cuando lo necesites de forma más ágil. Además, saber situar dónde debe ir cada pieza es fundamental. Te facilitará mucho el trabajo posterior.
  • Video corporativo: esto es un paso más y siempre depende del presupuesto disponible. Siempre está bien tenerlo porque es más ágil explicar lo que haces de forma dinámica y amena.

Lo básico para hacer las piezas gráficas 2.0

¿Y cómo conseguir hacer estas piezas desde el inicio y cada vez que necesites una nueva? Teniendo todo en cuanto a imagen corporativa muy bien estipulado y precisado con anterioridad.

Tu manual de identidad corporativa nunca fue más necesario. Sé que todos pensamos que es algo que se diseña y que luego no se usa pero, nada más lejos de la realidad. Es imprescindible y deberías usarlo a cada instante. Qué tipografía usar en cada caso (para textos generales, títulos, subtítulos…), colores corporativos, medidas de los logos según cada aplicación, línea gráfica decidida (si usaréis fotografías o ilustraciones)… Nada al azar. Todo tiene que estar plasmado en tus piezas gráficas 2.0.

Ahora es el momento de, antes de continuar, revisar tus materiales y ponerte con los que te falten, tus piezas gráficas 2.0 deben estar listas. Te ahorrarás mucho tiempo día a día.

Si quieres compartir esta entrada . . .

Avatar de María Alcaraz