Tipografías: todo lo que debes saber y que no te contaron

Tipografías: todo lo que debes saber y que no te contaron

No cabe duda de que las tipografías son un elemento clave en el trabajo diario de los diseñadores gráficos. Un recurso que a menudo se encuentra envuelto en controversias debido a la situación de sus licencias y sus derechos de autor.

¿Cuánto vale una tipografía? ¿Es el dinero el verdadero problema? En este post tratamos de concienciarte de su valor y del trabajo que hay detrás de cada una de ellas. Si antes te costaba entender cómo funciona la comercialización tipográfica, presta atención, ¡ya no podrás decir que no lo sabes!

El arte de las tipografías y sus problemáticas

Antes de comenzar a valorarlas nos gustaría hacer hincapié en el laborioso trabajo de los tipógrafos. Confeccionar una tipografía requiere unas competencias técnicas muy particulares y una buena dosis de creatividad y originalidad.

Por lo tanto, resulta evidente que su uso esté limitado por una licencia, igual que cuando compramos música, una película o un software para nuestro ordenador. Sin embargo, proteger la huella del tipógrafo no es tan fácil como en los casos anteriores. ¿Por qué el sistema es tan frágil? No creemos que dependa de una sola razón, creemos que existen diversos y muy diferentes motivos.

El plagio a la originalidad

La originalidad tipográfica a veces es difícil de diferenciar porque dos fuentes pueden ser gráficamente muy cercanas. Es por eso que alguien con los conocimientos técnicos adecuados podrá modificar ligeramente una fuente y asumir su autoría.

La gratuidad de Internet

Atrás han quedado los días en los que recibir una llamada de un compañero o de una imprenta para pedirte una tipografía para editar algún trabajo era algo cotidiano. Ahora, Internet ofrece facilidad para ser autosuficientes.

Es precisamente esa facilidad de encontrar todo aquello que necesitamos en Internet lo que nos hace pensar que todo puede usarse como a cada uno le parezca. Y por supuesto, de forma gratuita.

directorio de google fonts Directorio interactivo Google Fonts con tipografías de uso libre

Poca claridad en las licencias

Estos actos fraudulentos de piratear, plagiar o apropiarse de tipografías a veces no solo se debe a una concepción errónea de Internet. También radica en la ausencia de estándares que evalúen el nivel de originalidad de las tipografías y la falta de claridad en las licencias.

¿Qué tipo de licencias existen?

Si te preguntas cuál es el tipo de licencia que debes adquirir te diremos que depende. Comprar las licencias de copyright siempre suelen ser más costosas, pero sus ventajas merecen la pena. Te permitirán una mayor libertad de uso y no tendrás que dar ningún reconocimiento a su autor. Además, este tipo de licencias nunca caducan y suelen ofrecer descuentos cuando compras las familias tipográficas completas.

El caso de la licencia copyleft es sustancialmente más económico. Es útil para el usuario que busca contenido libre con el que poder trabajar porque normalmente no pagas nada. Eso sí, ¡deberás cumplir las condiciones de los autores para usar su fuente!

Ten siempre en cuenta qué uso quieres darle a la tipografía. ¿Redes sociales? ¿web? ¿escritorio? Las licencias tipográficas pueden o no tener exclusividad para las plataformas en las que vayan a usarse. Es decir, puedes tener varias licencias de una misma tipografía. O lo que es lo mismo, si necesitas una licencia para tu web, quizás no puedas usar la fuente en el otro lugar.

my fonts tipografías de pago My Fonts, un directorio de tipografías de pago

Antes de elegir una tipografía, conoce a fondo tu proyecto

Sabemos que elegir una tipografía no es fácil. Por ejemplo, la importancia de la tipografía en un logotipo es crucial para cualquier proyecto. Nos podemos encontrar con muchas situaciones: un cliente que solicita que le diseñen una tipografía a medida, un cliente que adquiere los derechos sobre una tipografía comercial o, la más habitual, un diseñador que adquiere una licencia de uso de la tipografía y la usa como quiere en todos los trabajos con sus clientes.

Desde el punto de vista del diseñador, cobrar a un cliente los costes de adquisición de los derechos para el uso de una tipografía, salvo raras excepciones, puede ser un asunto complicado de exponer y difícil de entender. Por ello, normalmente la compra de tipografías entra dentro de los gastos generales del estudio y rara vez repercute directamente en el cliente.

No obstante, creemos que es esencial conocer, no solo qué tipo de licencia está ligada a la tipografía, sino si todas las partes del proceso (tipógrafo, diseñador y cliente) conocen la tipografía en cuestión y las reglas de sus normas de uso. De esa manera, entendiendo la problemática de la distribución de las tipografías por parte de todos los agentes involucrados, podremos establecer los protocolos necesarios para la cesión de licencias, su alcance y la exención de responsabilidades.

Si quieres compartir esta entrada . . .