¿Qué comunican los regalos de navidad?

¿Qué comunican los regalos de navidad?

Con la llegada de diciembre todos, automáticamente, nos ponemos a pensar en lo que está por venir: fiestas, celebraciones, viajes, comidas, cenas, encuentros y regalos. ¿Regalos? Sí, regalos en todos los ámbitos y áreas de nuestra vida ya que tanto a familia, amigos y contactos profesionales solemos agasajar con algún presente durante estos días tan señalados. La Navidad es la fecha preferida para regalar y, como decimos, también en el trabajo.

El objetivo de los regalos de navidad profesionales

Ya sea a nuestros compañeros (qué decir del ya famoso amigo invisible) o a nuestros clientes, la realidad es que siempre tenemos la mira puesta en qué vamos a regalar este año y detrás de ello puede haber un objetivo oculto que muchas veces perseguimos. Puede ser:

  • Quedar bien y agradecer a ese cliente que nos acompaña durante todo el año y al que realmente estamos muy agradecidos por haber confiado en nosotros.
  • Premiar al compañero que cada día está a nuestro lado echándonos una mano y ayudándonos.

De cualquier forma, pensamos en qué podemos comprar para dar una muestra de agradecimiento. Así que, cuando llega diciembre, nos ponemos manos a la obra. De hecho, las empresas siguen guardando la tradición de regalar a su equipo – empleados algún detalle por estas fiestas.

Pero, ¿comunican los regalos de navidad?

Existe otro objetivo que puede ser el principal, y no es otro que el de comunicar. Durante todo el año invertimos mucho tiempo y dinero en nuestras empresas con el único foco de la comunicación y hacer llegar con nuestra marca, nuestros valores y esencia.

Un ejemplo muy claro es cuando las marcas de cosméticos incluyen pequeños regalos en revistas o publicaciones con el fin de llegar a sus usuarios y comunicar sus características. También convivimos todo el año con sorteos y concursos que nos embelesan con regalos que realmente queremos conseguir. Todo ello con el único objetivo de comunicar.

Y entonces, ¿por qué Navidad es diferente? No lo es, esa es la realidad. Navidad es una de las mejores, por no decir la mejor época para comunicar sobre nuestra marca y/o producto. Es como se dice de forma coloquial: ¡un Momentazo! Todo el mundo está muy receptivo al ser un mes (diciembre) de ilusión 😉

Los regalos comunican como la mejor nota de prensa

Nos encanta que nos regalen, eso es así. Será porque nos hace sentir queridos, importantes, porque es algo que podemos usar o quizás porque socialmente es una época pensada para regalar. Sea por lo que sea, nos encanta y más en Navidad. Así que ¿por qué no aplicar esta premisa a nuestra marca y utilizar de forma beneficiosa el hacer regalos?

Si los regalos gustan y queremos que nuestra marca impresione a nuestros clientes, qué mejor que aprovecharlo. Es una gran opción y nosotros tenemos comprobados que es una de las mejores forma de comunicar y dar visibilidad.

regalos de navidad

Navidad es una de las formas más económica y efectivas de hacer llegar tu marca y conseguir resultados favorables. Gusta y muchísimo recibir un paquete o una sorpresa porque genera una emoción, una reacción positiva que conseguirá que el que lo recibe se acuerde de nuestra enseña.

Regalos que comunican a largo plazo

Pero, ten en cuenta que lo que mejor le puede ir a tu marca y a tu empresa es que esa inversión que has hecho en los regalos de navidad perdure en el tiempo. Puedes regalar una cesta de productos de alimentación (la típica cesta de siempre) y tendrás una respuesta súper positiva porque eso de que se nos gana por el estómago es más que cierto.

También es cierto que se termina pronto, pero al mismo tiempo, estos productos suelen compartirse con la familia y son entonces más personas las que se benefician de ellos y a los que llegará el gesto positivo. Por el contrario, hacer regalos que no sean perecederos ayuda a que nuestra marca esté por la mesa, la habitación o el lugar de trabajo de quien lo recibe y durante todo el año el impacto visual sea repetido.

Sean como sean, lo mejor es buscar un regalo que ayude y que sea útil, y que a poder ser, no genere demasiado trabajo para la persona a la que le das el regalo (lo de las plantas, si no sabes si a la persona le gusta cuidarlas, mejor descartar… 😉 ).

Si quieres compartir esta entrada . . .