Neuromarketing, la técnica para desatar los sentidos de tus consumidores

Neuromarketing, la técnica para desatar los sentidos de tus consumidores

¿Alguna vez te has parado a pensar por qué compras lo que compras? Puede que no solo sea cuestión de precio, ni de calidad. De hecho, lo más probable es que tu decisión haya sido influenciada por la aplicación de las técnicas de la neurociencia al marketing, lo que se conoce comúnmente como neuromarketing.

La batalla por capturar los sentidos se debe a que nuestra sociedad vive constantemente bombardeada por la publicidad, cada vez más intrusiva y poco delicada. Este hecho, que genera rechazo entre los consumidores, aupa a un escalafón más alto la importancia de la aplicación del neuromarketing.

¿Quieres conocer más sobre los seductores ocultos de las marcas? ¿Crees que se puede transmitir un mensaje sin decir ni una sola palabra? Si es así, te invitamos a leer este post sobre neuromarketing y el poder de los sentidos. 

¿Qué beneficios aporta el Neuromarketing?

Para empezar debemos tener claro que el cerebro de las personas no funciona como un elemento cerrado, sino que es algo más complejo y enrevesado. Las personas no nos comportamos siempre igual, ni actuamos siempre de la misma forma ante un estímulo externo. Pero sí podemos reconocer qué situaciones nos condicionan. Ese es el hecho clave y la pieza fundamental del neuromarketing: identificar nuestros estímulos. 

De este acto surge la primera ventaja. Aplicando las técnicas del neuromarketing podemos medir los estímulos sin necesidad de preguntar al consumidor, como siempre ha hecho el marketing tradicional. Además, el análisis será mucho más preciso y profundo, lo que permitirá desarrollar productos a medida y con una correcta segmentación. 

De forma insconsciente, el neuromarketing es capaz de evaluar las emociones del consumidor. Lo que piensa y lo que siente es mucho más importante que lo que dice. Esto no solo se puede traducir en datos, sino que realmente nos ayuda a optimizar cualquier recurso de publicidad y de creación y gestión de productos. La bomba, vamos.

Tipos de neuromarketing

Cierto es que a día de hoy, los productos cada vez son más parecidos entre sí y tener un producto de calidad, ya no es suficiente. Ahora debemos aprender a conectar a los usuarios con las marcas de la manera más sutil posible. 

Existen muchas disciplinas que nos ayudarán a mejorar la experiencia del usuario con los productos, como el Storytelling, aquí te hablamos un poco más del arte para contar historias y de cómo influye en el branding de tu empresa.

En definitiva, cuando las marcas crean historias para hacer protagonistas a los consumidores, nace el neuromarketing. En general, se subdivide en tres tipos.

Neuromarketing auditivo

Engloba todo aquello que percibimos mediante la audición. Nuestro oido es capaz de almacenar información sobre nuestras experiencias. ¿Alguna vez has pensado si la música que escuchas en el supermercado influye en tus decisiones de compra? Ya te adelantamos que sí. 

Neuromarketing visual

El neuromarketing visual se basa en lo que vemos. El sentido de la vista lo capta todo. Una imagen llega antes al cerebro. La palabra ‘gratis’, ‘oferta’, ‘edición limitada’ son técnicas de venta que aceleran el proceso de compra. 

Neuromarketing kinestético

Es aquel que percibimos mediante el sentido del tacto, el olfato y el gusto. En el reino de la seducción no dejan de cobrar importancia porque son experiencias sensoriales que acompañarán siempre al consumidor, lograrán hacerle volver y también permitirán atraer a nuevos clientes.

Existen muchas formas de otorgar ‘alma’ a los productos: Las degustaciones o, por ejemplo, crear un aroma especial para un establecimiento buscando un vínculo emocional. ¿No es sorprendente que el olor de una marca pueda ser capaz de hacer que en tu mente aparezca el deseo de comprar alguno de sus productos?

Aunque no nos paremos a pensarlo estas técnicas permiten que el usuario recolecte información del gusto, el tacto y el olfato para decidir finalmente si el producto le resulta necesario o no. Y también de que aparezca de forma acelerada el deseo de comprarlo.

Conclusión

Como ves, si pensabas que la toma de las decisiones de los usuarios se basa solamente en un razonamiento, te equivocabas. Gran parte de esas decisiones de compra se generan en el subconsciente y son las emociones las que despiertan esa zona cerebral. 

Nada es casual. El neuromarketing se está convirtiendo en una disciplina de gran trascendencia por muchos motivos. Las marcas saben que deben conocer a sus consumidores y comprender sus comportamientos para darle los productos y servicios que necesitan. 

Sabemos mucho sobre los consumidores. Ahora falta entender a fondo el funcionamiento de la mente humana, que no es tan sencillo. ¡Pero estamos en ello! El neuromarketing es un avance que podrá complementar de forma muy significativa los sistemas de información tradicionales del marketing.

¿Conocías esta disciplina? ¿Crees que el desarrollo del neuromarketing permitirá afianzar y respaldar el trabajo de las marcas? ¡Déjanoslo en los comentarios!

Si quieres compartir esta entrada . . .